logo

Temás de interés para el consumidor >> Servicios de hostelería

Normas comunes a los establecimientos de hostelería

Se consideran establecimientos de hostelería todos aquellos establecimientos públicos dedicados a dar servicio de alojamiento, restauración, bebidas o servicios de ocio tales como hoteles, hostales, pensiones, restaurantes, cafeterías, pub, bares, casinos, club, etc.

Los precios de los diferentes servicios son libres pero deberán coincidir con los presentados y sellados ante el Servicio Territorial de Turismo.

Gozarán de la máxima publicidad, constarán detallada y separadamente los diferentes servicios y los servicios sueltos. Estarán expuestos en lugar destacado y de fácil localización y en los restaurantes también se exhibirán fuera del establecimiento.

Todos los precios serán finales y completos, incluyendo el correspondiente IVA.

Estos establecimientos tendrán en todo momento a disposición de los clientes hojas de reclamaciones. En la reclamación, el cliente hará constar su nombre, domicilio, D.N.I., hora y fecha de la reclamación. Dichas hojas tienen 4 folios, el original de color blanco que se enviará, una vez relleno y antes de un mes, al Servicio Territorial de Turismo, adjuntando cuantas pruebas y documentos sirvan para mejor enjuiciamiento de los hechos, en especial copia de la factura. La hoja rosa y la amarilla son para el establecimiento y la verde queda en poder del reclamante.

Establecimientos hoteleros

Pueden ser de diferentes tipos y categorías:

  • Hoteles y Hoteles-Apartamentos de 5, 4, 3, 2 y 1 estrella y pensiones de 2 y 1.

  • La categoría y modalidad figurarán obligatoriamente en una placa a la entrada del establecimiento.

  • Al cliente, antes de la admisión, se le entregará una hoja donde conste el número e identificación del alojamiento, el precio y las fecha de llegada y de salida.

  • El precio de la pensión alimenticia no podrá exceder del 85% de la suma de los precios señalados al desayuno, almuerzo y cena.

  • El precio de la pensión completa se obtendrá por la suma de los correspondientes a la habitación y a la pensión alimenticia. Ningún cliente estará obligado a seguir el régimen de pensión completa.

  • El cliente que solicite acogerse al régimen de pensión completa, queda obligado al pago del precio convenido, aunque no utilice ocasionalmente alguno de los servicios.

  • El hospedaje comprende el uso y goce pacífico de la unidad de alojamiento y servicios complementarios anejos a la misma o comunes a todo el establecimiento (piscina, hamacas, toldos y aparcamiento exterior) no pudiendo percibirse suplemento alguno de precio por la utilización de estos últimos.

  • En el caso de que, por no existir habitaciones individuales, el cliente ocupe una doble, se le podrá facturar, como máximo, el 80 % de lo que cuesta la doble, si se solicitan y usan.

  • De las camas supletorias, el establecimiento podrá cobrar un suplemento según los porcentajes establecidos legalmente.

  • La posible instalación de camas para menores de dos años tendrá carácter gratuito.

  • El precio de la unidad de alojamiento se contará por días o jornadas, conforme al número de pernoctaciones. La jornada terminará a las doce horas, salvo que el cliente y el empresario hayan pactado lo contrario.

Restaurantes y cafeterías

  • Sus categorías varían según el número de tenedores o tazas y figurarán en el exterior.

  • No se podrá cobrar cantidad alguna en concepto de cubierto, carta, reserva de plaza, o cualquier otro similar.

  • Todos los restaurantes están obligados a ofrecer al público las cartas de platos y vinos, gozando la empresa de libertad en la confección y diseño.

  • Podrán elaborar libremente menús en cuyo precio se entenderá incluido el vino y el pan.

  • Los restaurantes de uno, dos y tres tenedores tendrán obligación de ofrecer al menos un Menú de la casa, en el que, bajo un precio global, estén incluidos el pan, vino y postre.

  • Las cafeterías están obligadas a ofrecer al público, al menos un plato combinado de la casa.

  • El acceso a estos locales es libre, estando prohibida cualquier práctica discriminatoria. Pero la empresa podrá prohibir el acceso a aquellas personas que incumplan las normas ordinarias de convivencia.

Bares, cafés, pubs, clubes, casinos, etc.

En todos estos establecimientos públicos deberán en el momento de concesión de la autorización de la actividad figurar el aforo máximo permitido el cual deberá figurar en una placa identificativa en el exterior el local.

En estos establecimientos, en el caso de sobreprecio por ofrecerse espectáculo, baile o cualquier otra atracción, será objeto de publicidad destacada en la relación de precios, así como se facturara independientemente de las consumiciones efectuadas.

Para la celebración de espectáculos y con objeto de facilitar el público la obtención de localidades, las taquillas deberán estar abiertas al público el tiempo necesario antes del comienzo del espectáculo.

Todos estos establecimientos deberán respetar las siguientes normas:

  • No podrá haber falta de limpieza o higiene en aseos y servicios.

  • No podrá celebrar espectáculos sin las debidas autorizaciones.

  • No podrá celebrar espectáculos sin la preceptiva calificación por la edad o con falta de respeto a los espectadores, asistentes o usuarios.

  • No podrá efectuar venta callejera de billetes o localidades.

  • No podrá despachar bebidas alcohólicas a menores de 16 años.

  • No permitirán el acceso de mayor número de personas de las permitidas en el aforo.

  • No podrá ocupar las salidas de emergencia con barras, muebles, etc.

© 2021 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías